Etiquetas

, ,

*
Oh glorioso San José, tú fuiste escogido
para ser el padre adoptivo del Señor Jesús,
el esposo de María nuestra Madre, siempre Virgen,
y la cabeza de la Santa Familia.

Tú has sido también escogido por el Vicario de Cristo
como el Patrono celestial y protector
de la Santa Iglesia fundada por Cristo.

Protege al Supremo Pontífice y a todos los obispos
y sacerdotes en comunión con él.
Sé tú el protector de todos los que trabajan por los fieles
en medio de las pruebas y tribulaciones de este mundo;
y concede a todos los hombres ser dóciles a la Iglesia
fuera de la cual no hay salvación.

Querido San José, acepta esta ofrenda que te hago.
Sé mi padre, protector y guía en el camino de la salvación.
Obtenme la pureza de corazón
y el amor para fortalecer mi vida espiritual.
Que siguiendo tu ejemplo, todas mis acciones
sean ofrecidas para mayor gloria de Dios,
en unión con el Divino Corazón de Jesús y de María.
Finalmente, ruega para que pueda yo compartir
la paz y el gozo de tu santa muerte.

Amén

Anuncios