Etiquetas

,

*

Rompo toda misión del enemigo en contra de mi economía, en el nombre de JesucristoRompo toda maldición de pobreza, carencia, duda y fracaso en el nombre de Jesús de Nazaret. Busco primero el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás vendrá por añadidura. Señor, enséñame a sacar provecho y a encaminarme por el camino que debo ir. Tú eres Señor, mi proveedor. Eres el rey de reyes, el Señor que da más que suficiente. Hay bienes y riquezas en mi casa porque te temo y me deleito en gran manera en tus mandamientos. La bendición del Señor sobre mi vida me hace rico. Soy bendecido en mi entrada y mi salida. Soy siervo de Dios y Él se complace en mi prosperidad. Jesús, tú te hiciste pobre para que por medio de tu pobreza yo pudiera ser prosperado. Medito en la palabra de día y de noche, para que lo que sea que haga prospere. Sea la paz dentro de mi palacio. Doy y se me da.Abre las ventanas del cielo sobre mi vida y recibiré más de lo que puedo almacenar. Que tus lluvias de bendición caigan sobre mi vida. Que abunde en mí toda gracia, a fin de que tenga siempre en todas las cosas todo lo suficiente, y abunde para toda buena obra. Gloria al padre, Gloria al hijo y Gloria al espíritu santo. Espíritu de Dios lléname de tu amor, Jesús de Nazaret en ti confío.

Amén