Etiquetas

, , , , , ,

*

Oh Jesús! que clavado en la cruz, nos dejastes como Madre nuestra, a Tu Madre Santa Virgen: concédenos por Su mediación amorosa, la purificación de nuestras almas y la curación milagrosa de nuestro cuerpo aquejado por esta enfermedad.

(Nombrar la parte enferma en silencio).

Te lo suplicamos confiados en Tus palabras: “Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen, y lo conseguirían”; y en cumplimiento de las promesas hechas por María, Rosa Mística en Montichiari y Fontanelle.

Amén

Anuncios