Esta es la historia de Juan un niño con muchas enfermedades pero también rellenito de amor.

Juan nació con muchas dificultades, entre todas las que tenía: estaba el problema de su espalda.

Peor aún, era la enfermedad de su corazón, el pobre Juan siempre tenía que visitar a su médico, pero cada día las cosas iban peor.

Juan que es un niño muy tierno, cariñoso, alegre, por eso gozaba, del amor de todo el mundo, hasta la personas mas odiosa eran amables con este angelito.

Pero por encima de todo esto…. las enfermedades seguían avanzando y el médico con mucho dolor les informó a los familiares, que a Juan le quedaba poco tiempo de vida.

Un día el sacerdote de la comunidad visitó a Juan, y le dijo: ….
_ Oye pequeño, te invito al Templo, allá podrás pedirle a DIOS lo que quieras-

Juan dijo: Ya sé que voy a pedirle, le pediré a DIOS que me de un besito!!!

El Sacerdote quedó sorprendido por el deseo del niño, y le dijo: No te gustaría pedirle algo más????, mira que tú estás muy enfermito, que dices si entre los dos le pedimos por tu salud !!!

Entonces Juan dijo:
… bueno yo solo quería un besito de mi DIOS.

Se fueron juntos al templo y una vez allí, Juan se acerco y dijo:
_ DIOS estoy aquí, el sacerdote me dijo que podía pedirte lo que yo deseara…. sólo
quiero un besito de tus labios.

Entonces se produjo algo totalmente inusual, sobre Juan se depositó una luz hermosa, de mil colores, cálida, que rodeaba a Juan en toda su plenitud. Y de tan radiante luz, se escuchó una voz que le decía…… ” Juan…. hoy te he sanado de tu corazón y de tu espalda!! Estas sano Juan “!!!!!!.-

En ese momento entraba el sacerdote y presenció todo lo que estaba sucediendo, se acerco y dijo: – Qué esta pasando aquí Juan, explícame????.-

Entonces Juan con toda su ternura le respondió:

Dios me ha sanado del corazón y de espalda…. pero… yo quería un besito.

.El sacerdote que estaba contento por todo lo que había pasado, salió del templo y comenzó a contarles a todos lo que había sucedido con Juan. Toda la gente que quería a Juan, se abrazaban y estaban felices……
Pero Juan estaba triste… PORQUE EL QUERÍA UN BESITO DE DIOS.

Juan muy tristemente pidió que lo llevaran a su casa, y allí se enceró en su cuarto y se puso a llorar desconsoladamente, pasó toda la tarde llorando en su habitación, tanto lloro que se quedo dormido y tuvo una revelación de Dios.

Dios le dijo:- Juan porque estás tan triste? Y Juan respondió:- Yo sólo quería un besito tuyo DIOS!!!

Entonces DIOS lo miró con un amor tan grande y le contesto: Sabes mi pequeño, muchas personas me piden de todo que los sane, que los ayude , que los bendiga ,…. y tú sólo me pides un BESO, DIOS lo miro con sus ojos llenos de amor , y le dijo:-
luz de mis ojitos , te amo tanto que no solo te di un beso, sino que también te di un abrazo, cuando te abrace se sano tu espalda y cuando te bese se sano tu corazoncito, … PORQUE MIS BESITOS VAN DIRECTO AL CORAZONCITO….