Etiquetas

SANTO ROSARIO DE NAVIDAD.-

Navidad 01 (1)

Buenas Noches Familia  del Santo Rosario y Red mundial cristiana de oración,

queridas hermanas, que la paz del señor sea con todos nosotros.

Amén

Ya Se Siente La Brisa De Pascuas Esta Llegando La Noche Buenas.!!! Jesús Viene Como Un Pastor, Apacentarnos Acongregarnos.. Por Él Mismo, El Es Paz”. Así También, La Paz, Será Lo Que Los Ángeles, De Parte Del Padre Anunciarán A Todos Los Hombres De Buena Voluntad En La Noche Buena.

La Paz, Es Plenitud De Amor Felicidad Y Vida, De ellos  Brota El Perdón Mutuo. La Reconciliación Aprecio Y Cariño .A Los Demás. De Una Vida Completa. Que Este Sea Nuestro “Traje De Fiesta” Para Celebrar Noches Buena.

Pidamos A Dios Que El Espíritu Santo, Nos Revista, De Esta Gracia Que Nos Llene.. Que Nos Capacite.. Para Recibir A Jesús.. El Hijo Que María, Viene A Ofrecernos. Para Nuestra Salvación..

Damos inicio al Santo Rosario.

Nos hacemos la señal de la cruz y nos ponemos en la presencia del señor, Rezamos el Pésame y el Credo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén 

VEN ESPÍRITU SANTO

Ven Espíritu Santo ven, ven por medio de la dulce y poderosa intercesión del corazón inmaculado de María tu amadísima esposa.

Padre Eterno, venimos humildemente ante tu Santa Presencia. Confesamos tu santidad y reconocemos que somos pecadores. En tu Santo Nombre perdonamos a todos los que nos han ofendido y pedimos que nos perdones nuestros pecados. Concédenos ser llenados de tu Gracia, Paz, Amor y el Gozo de Tu Presencia. Con la Virgen María, los ángeles y los santos, y con toda la creación venimos a bendecirte, alabarte, agradecerte y glorificar tu Santísimo Nombre. Aleluya.

Dios Padre Todopoderoso, rezamos por las intenciones de la Santísima Virgen María, por tu Divina Voluntad que se haga en la tierra como en el cielo, también por las intenciones del Santo Padre.

Rezamos por la Iglesia, por los cardenales, los obispos, los sacerdotes, religiosos y por los seglares. Rezamos por las necesidades de la Iglesia, por vocaciones para la vida religiosa y el sacerdocio, rezamos por la fidelidad y la santidad de los sacerdotes, por la conversión de los pecadores, por los moribundos y por todos los difuntos. Rezamos por las pobre almas del purgatorio, especialmente aquellas de nuestras familias y por todos los fieles difuntos. Ten Misericordia de ellas Señor.

También rezamos por nosotros; para que nos concedas paz en nuestros corazones, nuestras familias y rezamos por la paz del mundo. Señor envía tu Espíritu Santo a renovar la faz de la tierra, a destruir la maldad y la oscuridad, el pecado y la muerte, la inmoralidad, corrupción, violencia, el odio y la impureza.

Forma tu trono en cada corazón y enséñanos a regresar a Ti. También rezamos por los pobres, los necesitados, las víctimas del hambre, la guerra, los desastres naturales, el divorcio, el aborto, los problemas familiares. Por aquellos que sufren desempleo, depresión, racismo, drogas, alcohol, vicios, homosexualidad, abuso sexual y otros problemas. Ellos son nuestros hermanos y hermanas, ayudales Señor por favor.

Rezamos por los líderes de las naciones, por toda la gente en los gobiernos para que sean guiados pro el Espíritu Santo. Rezamos por los enfermos, especialmente aquellos a nuestro alrededor, por quienes tu quieres que intercedamos. Rezamos por aquellos que no tienen a nadie que rece por ellos.

También rezamos por nosotros, te pedimos sanación en el cuerpo, la mente y el alma. Señor Jesús, en tu cuerpo crucificado tu recibiste el castigo que es debido por nuestros pecados, tu soportaste nuestros sufrimientos y las consecuencias del pecado: la enfermedad y la muerte. Así que te pedimos que nos perdones y que nos sanes por los méritos de tus santas heridas, por los méritos de tu santa pasión, agonía y muerte y por los méritos de las penas del Inmaculado Corazón de María. También te pedimos por nuestras intenciones personales

Por nuestros hermanos, los que no creen. Por los que dudan. Para que estas 365 oportunidades transformadas en días, sean la oportunidad para mover sus corazones indiferentes y busquen a Dios. 

PETICIONES DE LA PÁGINA Y/O:

Por todas y cada una de las peticiones escritas en Red mundial cristiana de oración, Rosario Viviente Universal Santa Filomena ULRA. Por los que las piden y por los que están en la petición, cubre Señor a todos ellos y concédeles esa petición, si están de acuerdo a tu plan. Amén

 RENATA 11

SEÑAL DE LA CRUZ

Por la señal dela Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. +En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Nos ponemos en Presencia de Dios y para que la oración llegue al cielo, pedimos humildemente perdón al señor por nuestras faltas.

Te pedimos Espíritu Santo, que nos inundes con tu amor y te hagas presente en nuestros corazones al rezar este hermoso Rosario a María.
Amén

SÍMBOLO DE LOS APÓSTOLES

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.

Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna.

Amén

PÉSAME      

Pésame Dios mío y me arrepiento de todo corazón de haberte ofendido.
Pésame por el infierno que merecí y por el cielo que perdí;
pero mucho mas me pesa porque pecando ofendí un Dios tan bueno y tan grande como vos; antes querría haber muerto que haberle ofendido,
y propongo firmemente ayudado por tu divina gracia,
no pecar mas y evitar las ocasiones próximas de pecado.

Amén

PADRENUESTRO 

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

Amén

3 AVEMARÍA

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.

Amén

MISTERIOS GOZOSOS

1er MISTERIO GOZOSO – La Encarnación del Hijo de Dios.-

 adviento 1

Envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea llamada Nazareth, a una joven prometida a un hombre de la estirpe de David, llamado José. La joven se llamaba María, a quien saludó diciendo “Dios te Salve María, llena eres de gracia, el Señor está contigo”

Meditemos en la fidelidad que Dios tiene para con los hombres y pensemos en su amor constante y sincero que siempre nos acompañan. Recordemos que Dios nos ofrece sus bendiciones a cada uno, acerquémonos pues con fe y humildad y pidámosle que nos ayude a ser fieles a Él.

Intención para el Primer Misterio:

Para que al ver a Jesús recién nacido, recordemos que El es Dios a quien debemos adorar.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

Amén

10 AVEMARÍA

1. – Enséñanos a ser fieles al AMOR

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

2. Enséñanos a ser fieles a la FE

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

3.- Enséñanos a ser fieles a la VIDA CRISTIANA

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

4.- Enséñanos a ser fieles al COMPROMISO

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

5.- Enséñanos a ser fieles al SERVICIO

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

6.- Enséñanos a ser fieles a la VERDAD

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

7.- Enséñanos a ser fieles a tu PALABRA

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

8.- Enséñanos a ser fieles a tu GRACIA

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

9.- Enséñanos a ser fieles a una VIDA SANTA

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

10.- Enséñanos a ser fieles a tu VOLUNTAD

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA 

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.

Amén

JACULATORIA

Oh Jesús, perdónanos nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y guía todas las almas al Cielo, especialmente aquellas que necesitan más de tu misericordia.Amén

Dulce y Humilde Jesús, Haced mi corazón semejante al Vuestro.
Dulce Corazón de María, Sed Vos la salvación mía.
Dulce Corazón de María, Salvadnos!

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

1. Señor Jesús, Palabra Eterna, que al venir al mundo, anunciaste la alegría a la tierra, alegra nuestros corazones con la alegría de tu visita.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

2. Reconciliador del mundo, que con tu nacimiento nos has revelado la fidelidad de Dios-Padre a sus promesas, haz que nosotros seamos también fieles a las promesas de nuestro bautismo.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

3. Rey del cielo y de la tierra, que por tus ángeles anunciaste la paz a los hombres, conserva en tus paz nuestras vidas y que haya paz en nuestro país y en todo el mundo.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

4. Hijo de Santa María, que quisiste serte Hijo de Mujer, concédenos descubrir que María es también nuestra Madre y ayúdanos a amarla con la ternura filial de tu corazón.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

5. Dios-con-nosotros, que quisiste nacer en el seno de una familia, bendice nuestro hogar para que en el siempre reine el amor de manera especial acuérdate de las familias que en estas fiestas de navidad viven en soledad y dolor y haz que sientan el consuelo de saberse hijos de la gran familia de Dios.

2º MISTERIO  GOZOSO – La Visita de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel

la visitacion

Unos días después María se puso en camino, a un pueblo de Judea; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto oyó Isabel el saludo de María, la criatura dio un salto en su vientre. Llena del Espíritu Santo, dijo Isabel a voz en grito:

¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre!

“Señor, tú sabes lo que necesitamos y nos concedes siempre lo que es bueno para nuestra santificación, ayúdanos a entender tu plan de salvación, pues queremos cumplir tu voluntad cada día, con alegría y con el ánimo verdadero de los que te aman”.

Intención para el Segundo Misterio:

Para que no olvidemos que Jesús es Dios, pero también hombre de verdad, con nuestras mismas pobrezas y debilidades, menos con el pecado.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

Amén

10 AVEMARÍA 

1.- Queremos cumplir nuestras promesas

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

2.- Queremos decir siempre la verdad

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

3.- Queremos hacer siempre las cosas bien

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

4.- Queremos compartir lo mejor que tenemos

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

5.- Queremos vivir una vida auténtica

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

6.- Queremos ser personas sinceras

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

7.- Queremos vivir sin falsedades

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

8.- Queremos llevar una vida coherente

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

9.- Queremos ser limpios de corazón

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

10.- Queremos vivir sin máscaras

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA 

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIA

Oh Jesús, perdónanos nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y guía todas las almas al Cielo, especialmente aquellas que necesitan más de tu misericordia. Amén

Dulce y Humilde Jesús, Haced mi corazón semejante al Vuestro.
Dulce Corazón de María, Sed Vos la salvación mía.
Dulce Corazón de María, Salvadnos!

 POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

1. Señor Jesús, Palabra Eterna, que al venir al mundo, anunciaste la alegría a la tierra, alegra nuestros corazones con la alegría de tu visita.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

2. Reconciliador del mundo, que con tu nacimiento nos has revelado la fidelidad de Dios-Padre a sus promesas, haz que nosotros seamos también fieles a las promesas de nuestro bautismo.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

3. Rey del cielo y de la tierra, que por tus ángeles anunciaste la paz a los hombres, conserva en tus paz nuestras vidas y que haya paz en nuestro país y en todo el mundo.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

4. Hijo de Santa María, que quisiste serte Hijo de Mujer, concédenos descubrir que María es también nuestra Madre y ayúdanos a amarla con la ternura filial de tu corazón.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

5. Dios-con-nosotros, que quisiste nacer en el seno de una familia, bendice nuestro hogar para que en el siempre reine el amor de manera especial acuérdate de las familias que en estas fiestas de navidad viven en soledad y dolor y haz que sientan el consuelo de saberse hijos de la gran familia de Dios.

3er MISTERIO GOZOSO – El Nacimiento del Hijo de Dios en Belén

sb0012

Por un decreto del emperador Augusto, que imponía un censo en el Imperio, todos iban a inscribirse, cada cual a su pueblo. También José, subió desde Nazareth, a la ciudad de David, llamada Belén, para inscribirse con su esposa María, que estaba encinta. Estando allí le llegó el tiempo del parto y dio a luz al Hijo, lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre.-

“Ahí estás Señor, el Dios todo poderosos, lleno de misterio, en un niño débil y frágil; te suplicamos nos enseñes a contemplar cada día con asombro y gozo para reconocerte como nuestro Dios y Señor”

LA INTENCIÓN DE ESTE MISTERIO :

Por todas las intenciones anotadas en la Red Mundial Cristiana de Oración y sus grupos adheridos ,en el Rosario Viviente Universal Santa Filomena y sus casas misioneras

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

Amén

10 AVEMARÍA

1.- Queremos contemplarte en el Altar

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

2.- Queremos encontrarte en el pobre

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

3.- Queremos verte en la Eucaristía

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

4.- Queremos mirarte en el anciano

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

5.- Queremos observarte en el atardecer

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

6.- Queremos sentirte en nuestro interior

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

7.- Queremos reconocerte como nuestro salvador

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

8.- Queremos alabarte por tu creación

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

9.- Queremos cantarte nuestra alabanza

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

10.- Queremos verte en nuestra oración

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA 

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIA

Oh Jesús, perdónanos nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y guía todas las almas al Cielo, especialmente aquellas que necesitan más de tu misericordia.A mén

Dulce y Humilde Jesús, Haced mi corazón semejante al Vuestro.
Dulce Corazón de María, Sed Vos la salvación mía.
Dulce Corazón de María, Salvadnos!

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

1. Señor Jesús, Palabra Eterna, que al venir al mundo, anunciaste la alegría a la tierra, alegra nuestros corazones con la alegría de tu visita.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

2. Reconciliador del mundo, que con tu nacimiento nos has revelado la fidelidad de Dios-Padre a sus promesas, haz que nosotros seamos también fieles a las promesas de nuestro bautismo.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

3. Rey del cielo y de la tierra, que por tus ángeles anunciaste la paz a los hombres, conserva en tus paz nuestras vidas y que haya paz en nuestro país y en todo el mundo.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

4. Hijo de Santa María, que quisiste serte Hijo de Mujer, concédenos descubrir que María es también nuestra Madre y ayúdanos a amarla con la ternura filial de tu corazón.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

5. Dios-con-nosotros, que quisiste nacer en el seno de una familia, bendice nuestro hogar para que en el siempre reine el amor de manera especial acuérdate de las familias que en estas fiestas de navidad viven en soledad y dolor y haz que sientan el consuelo de saberse hijos de la gran familia de Dios.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

4º MISTERIO GOZOSO – La Presentación del Niño en el Templo

presentacion

Cuando llegó el tiempo, conforme a la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarlo al Señor  en el Templo .Vivía entonces en Jerusalén Simeón, hombre honrado y piadoso, que aguardaba el consuelo de que no moriría sin ver al Mesías del Señor. 

Padre Eterno, Eva nos arrebato la gracia, pero María, con el fruto bendito de sus entrañas nos ofrece a tu Hijo Jesucristo, nuestro Salvador, en ella se hace presente tu gracia que todo lo transforma. Te damos gracias por darnos en María la Madre de tu Hijo y nuestra Madre, ayúdanos a acercarnos a ella con respeto, gratitud y devoción para que como ella hagamos tu voluntad.

Intención para el Cuarto Misterio:

Para que en cada hombre, especialmente en el más pobre, reconozcamos y amemos a Jesús.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

Amén

10 AVEMARÍA

1.- Gracias por la pureza

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

2.- Gracias por la humildad

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

3.- Gracias por la fe sincera

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

4.- Gracias por el deseo de santificarnos

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

5.- Gracias por el gozo de servir

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

6.- Gracias por los sentimientos nobles

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

7.- Gracias por la belleza de espíritu

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

8.- Gracias por el anhelo de amar

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

9.- Gracias por las virtudes

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

10.-Gracias por las bendiciones

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA 

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIA

Oh Jesús, perdónanos nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y guía todas las almas al Cielo, especialmente aquellas que necesitan más de tu misericordia. Amén

Dulce y Humilde Jesús, Haced mi corazón semejante al Vuestro.
Dulce Corazón de María, Sed Vos la salvación mía.
Dulce Corazón de María, Salvadnos!

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

1. Señor Jesús, Palabra Eterna, que al venir al mundo, anunciaste la alegría a la tierra, alegra nuestros corazones con la alegría de tu visita.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

2. Reconciliador del mundo, que con tu nacimiento nos has revelado la fidelidad de Dios-Padre a sus promesas, haz que nosotros seamos también fieles a las promesas de nuestro bautismo.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

3. Rey del cielo y de la tierra, que por tus ángeles anunciaste la paz a los hombres, conserva en tus paz nuestras vidas y que haya paz en nuestro país y en todo el mundo.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

4. Hijo de Santa María, que quisiste serte Hijo de Mujer, concédenos descubrir que María es también nuestra Madre y ayúdanos a amarla con la ternura filial de tu corazón.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

5. Dios-con-nosotros, que quisiste nacer en el seno de una familia, bendice nuestro hogar para que en el siempre reine el amor de manera especial acuérdate de las familias que en estas fiestas de navidad viven en soledad y dolor y haz que sientan el consuelo de saberse hijos de la gran familia de Dios.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA

5º MISTERIO GOZOSO – El Niño Jesús perdido y hallado en el Templo 

misterio_gozoso_perdidatemplo

Sus padres, subieron al templo en Jerusalén, según la costumbre. Al volver, notaron la ausencia del Niño Jesús que se había quedado sin que ellos lo supieran.

María y José, creyendo que iba en la caravana, se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos. Al no  encontrarlo, volvieron a Jerusalén en su busca. A los tres días lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros y doctores.

Señor: Sólo de rodillas y en silencio podemos adorarte, pues mil canciones no pueden expresar la inmensidad de nuestro gozo, sólo el silencio es elocuente y puede traducir las palabras que llevamos en el corazón. Te adoramos y nuestra adoración es un deseo sincero de poder estar contigo en la eternidad adorándote siempre.

Intención para el Quinto Misterio:

Por todos los que celebramos la Navidad con derroches y desórdenes, sin honrar a Jesucristo, para que la celebremos como quiere Jesús.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

Amén

10 AVEMARÍA

1.- Te adoramos por crearnos a tu imagen y semejanza

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

2.- Te adoramos por darnos tu Espíritu Santo

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

3.- Te adoramos por enseñarnos a Amar

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

4.- Te adoramos por ofrecernos la luz del Evangelio

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

5.- Te adoramos por santificarlos con tus sacramentos

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

6.- Te adoramos por darnos santos de nuestras tierras

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

7.- Te adoramos por darnos como madre a María

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

8.- Te adoramos por enseñarnos el camino de la santidad

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

9.- Te adoramos por redimirnos y salvarnos

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

10.- Te adoramos por ofrecernos la vida eterna

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA 

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIA

Oh Jesús, perdónanos nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y guía todas las almas al Cielo, especialmente aquellas que necesitan más de tu misericordia. Amén

Dulce y Humilde Jesús, Haced mi corazón semejante al Vuestro.
Dulce Corazón de María, Sed Vos la salvación mía.
Dulce Corazón de María, Salvadnos!

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

1. Señor Jesús, Palabra Eterna, que al venir al mundo, anunciaste la alegría a la tierra, alegra nuestros corazones con la alegría de tu visita.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

2. Reconciliador del mundo, que con tu nacimiento nos has revelado la fidelidad de Dios-Padre a sus promesas, haz que nosotros seamos también fieles a las promesas de nuestro bautismo.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

3. Rey del cielo y de la tierra, que por tus ángeles anunciaste la paz a los hombres, conserva en tus paz nuestras vidas y que haya paz en nuestro país y en todo el mundo.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

4. Hijo de Santa María, que quisiste serte Hijo de Mujer, concédenos descubrir que María es también nuestra Madre y ayúdanos a amarla con la ternura filial de tu corazón.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

5. Dios-con-nosotros, que quisiste nacer en el seno de una familia, bendice nuestro hogar para que en el siempre reine el amor de manera especial acuérdate de las familias que en estas fiestas de navidad viven en soledad y dolor y haz que sientan el consuelo de saberse hijos de la gran familia de Dios.

POR TU NACIMIENTO, SEÑOR, PROTEGE A NUESTRA FAMILIA.

Oración

n 32

Señor Jesús,
Tú eres amor y vida.
Has querido nacer como todos nacemos, de una mujer.
De esta forma has bendecido a la familia.
Haz que cada familia se convierta
en verdadero santuario de vida y amor.
Haz que tu gracia guíe
los pensamientos y las obras de los esposos,
hacia el bien de sus familias.
Haz que las jóvenes generaciones encuentren en la familia
un fuerte apoyo para su crecimiento en la verdad y en el amor.
Haz que los niños sean esa semilla de esperanza en la familia
y asi, con nuestro amor renueve su inocencia.
Haz que el amor santificado por la gracia del matrimonio,
se demuestre mas fuerte que cualquier debilidad
y cualquier crisis.

Amén

PADRENUESTRO.-

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

3 AVEMARÍA  :

1- Bendícenos oh María, hija del Eterno Padre, no permitas  que ofendamos a Dios con pensamientos, en tus manos ponemos nuestra fe para que la aumentes.

Dios te salve María, hija de Dios Padre, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres  entre todas las mujeres y bendito el fruto  de tu vientre, Jesús.

Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,  ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

2.  Bendícenos oh María, Madre del Eterno Hijo,  no permitas que ofendamos a Dios con palabras, en tus manos ponemos nuestra esperanza para que la alientes.

Dios te salve María, Madre de Dios Hijo,  llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

3-  Bendícenos oh María, esposa del Espíritu Santo, no permitas que ofendamos a Dios con obras y deseos, en tus manos ponemos nuestra caridad para que la inflames, nuestras almas para que las salves y nuestras necesidades para que las remedies.

Dios te salve María, esposa del Espíritu Santo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original.

Bendícenos ahora y siempre, oh María, templo y sagrario de la Agustísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original.

jesus-1

SALVE

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María!

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Amén

jesus

LETANÍA DEL NIÑO JESÚS

Respondemos :Te alabamos Todos.

Niño recién nacido Te alabamos todos

Niño Poderoso Te alabamos todos

Niño Amable Te alabamos todos

Niño Humilde Te alabamos todos

Niño Venerable Te alabamos todos

Niño Fiel Te alabamos todos

Niño Creador Te alabamos todos

Niño Salvador Te alabamos todos

Niño Consolador Te alabamos todos

Niño Laudable Te alabamos todos

Niño Glorificador Te alabamos todos

Niño Misericordioso Te alabamos todos

Niño Espiritual Te alabamos todos

Hijo de María Te alabamos todos

Modelo de Castidad Te alabamos todos

Luz de la Redención Te alabamos todos

Sol de la Verdad Te alabamos todos

Alivio del Pecador Te alabamos todos

Maná del Consuelo Te alabamos todos

Tesoro de la gracia Te alabamos todos

Estrella del Alba Te alabamos todos

Faro de consolación Te alabamos todos

Bálsamo de la Salud Te alabamos todos

Alegría de los Justos Te alabamos todos

Templo de la Pureza Te alabamos todos

Templo de la Verdad Te alabamos todos

Padre de Israel Te alabamos todos

Príncipe de los Patriarcas Te alabamos todos

Luz de los Profetas Te alabamos todos

Maestro de los Apóstoles Te alabamos todos

Árbol de la Vida Te alabamos todos

Vertiente de Virtudes Te alabamos todos

Divino Emmanuel Te alabamos todos

Deseado del Mundo Te alabamos todos

Antorcha de Pureza Te alabamos todos

Modelo de Perfección Te alabamos todos

Inspiración Celestial Te alabamos todos

Patriarca de Justicia Te alabamos todos

Depósito de Bondad Te alabamos todos

Lucero de la Fe Te alabamos todos

Arca de Felicidad Te alabamos todos

Dios Humanado Te alabamos todos

Principio y Fin de todas las cosas Te alabamos Todos.

jesus-4

SANTA MARÍA DE BELÉN

Santa María,
Virgen de Nazaret,
Señora de Belén,
el tiempo se ha cumplido,
la promesa del Padre es ya una realidad,
Dios está entre nosotros
como un niño pequeño nacido en un portal.
Qué linda que te ves, Virgen María,
con tu rostro sonriente y tu mirada limpia,
sosteniendo en tus brazos
a tu Niño Jesús, el Emmanuel.
Qué linda que te ves, Madre de Dios,
ofreciendo tu Niño a los pastores
que alegres y gozosos salieron a buscarlo
cuando oyeron a los ángeles cantar el gloria de Belén.
Qué linda que te ves, Virgen y Madre,
rodeada de reyes y de sabios
que guiados por la estrella
llegaron a Belén entusiasmados
porque en el mundo había nacido un nuevo rey.
Santa María, Virgen de Nazaret,
yo vengo a unirme a ti en este día de gozo y esperanza,
para cantar contigo al Dios que da la vida,
la gracia y el perdón.
 
ORACIÓN FINAL

ORACIÓN A MARÍA

Angels_Navidad_Antiguo_Jesus_Bebe_Estrella_de_Belen-014

Virgen María, Madre de Jesús, mi Señor y mi Dios.
Imagino la alegría que sientes al poder estrechar entre tus brazos
a tu Niño pequeño, dulce y tierno,
el Emmanuel prometido y anunciado.
 
Contemplándote así, pensamos en tantas mujeres que frente a la noticia de su maternidad, se desesperan, y sienten que el niño que crece en sus entrañas, es una carga que no pueden llevar. 
 
Y pensamos también en tantos niños que viven su infancia en medio de la miseria física y moral, sin amor ni cuidados, sin caricias ni besos, sometidos, muchas veces, a maltratos y abusos.
 
Y en tantos otros niños que tienen satisfechas sus necesidades básicas, pero carecen de lo fundamental: una familia, el amor de sus padres, la compañía y el cariño de sus hermanos.
 
Pero sobre todo, María, me estremezco al pensar en tantos niños y niñas que no llegan a nacer porque su padre y su madre los rechazan desde el momento mismo que saben de su existencia, y los asesinan sin clemencia, provocando el aborto.
 
En esta Navidad, fiesta de la vida y del amor,
Nosotros queremos poner entre tus brazos, junto a Jesús,
a todos los niños del mundo que sufren
y a aquellos que nunca podrán reír ni cantar.
A cógelos con tu bondad y tu ternura,
apriétalos contra tu corazón de mamá y bendícelos,
y pide a tu Jesús que haya entre nosotros personas capaces y decididas
que luchen con amor por los derechos de todos los niños y niñas del mundo,
incluyendo los no nacidos.
 
 
Oremos.
frases-lindas-por-navidad
“Señor no me permitas olvidar el porqué de Tu venida al mundo”Si naciste en un pesebre para enseñarme la humildad, hazme humilde de pensamiento, palabra y obra.
Si escogiste por madre a una doncella pura, ayúdame a llevar en el corazón un ápice si quiera de la pureza de María.
 
Si los mismos Reyes llegaron a adorarte, graba en mi cerebro el
mensaje de esa adoración: que el poder mundano, la riqueza material y
la gloria terrenal no tienen valor alguno frente a la eternidad de Tu
propio reino.Si fueron los pastores a los que Tu ejército celestial dieron aviso
de Tu nacimiento, enséñame a amar a mis hermanos menos afortunados
así como Tú pensaste también en ellos.
 
Si naciste, padeciste y moriste por mostrarme de lo que es capaz Tu amor, no permites que cruce por la vida sin amar cuanto de bello y de bueno pongas a mi paso.Jesús que me conmueves como niño en los brazos de Tu madre, que me oprimes el corazón cuando Te veo en la cruz agonizando por nosotros,
hazme digno siquiera de arrodillarme también ante tu pesebre.No dejes que esta navidad pase indiferente ante tu iglesia…no
permitas que las frivolidades de la vida mundana me hagan olvidarme
de ti.Ilumina mi entendimiento para que esta Navidad mi corazón se inunde
de sincero amor a Ti y a mis semejantes. Haz que te rinda culto no
con brindis, ni con cascabeles si no con el perdón y la misericordia,
con la humildad y la devoción, CON MI ENTREGA ABSOLUTA A TI Amén.
Te pedimos, oh buen Jesús, por los quince misterios de vuestra vida, pasión, muerte y gloria y los méritos de vuestra  Santísima Madre, que convirtáis a los pecadores, auxiliéis a los agonizantes, libertéis a las almas del purgatorio y nos deis a todos vuestra gracia para bien vivir y morir y vuestra gloria para veros cara a cara y amarte durante la eternidad. Amén
 
Ave María Purísima Sin pecado concebida. Amén 

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

jesus-3

Damos por finalizado el Santo Rosario de Navidad .

Gracias Familia del Santo Rosario, Red mundial cristiana de oración, Rosario Viviente Universal santa Filomena y sus casas Misioneras en todo el mundo.

A todos los que día a día nos acompañan Voluntariamente en este Maravilloso apostolado. También a Todos los que quisieran estar acá y por sus motivos no están, por los que están enfermos, por todos los administradores y Creadores de los grupos adheridos, por los oyentes y por todos aquellos que nos acompañan en silencio y de Espíritu.

Bendiciones Hermanos,

¡EXCELENTE ROSARIO!¡¡¡

Que la bendición del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo descienda sobre todos nosotros y nuestras familias y nos acompañe siempre. Amén.

 
 

 BarraVMaria_CTV5a

Anuncios