Rosario por los perseguidos 2014

ROSARIO POR LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS

Buenas Noches Familia del Santo Rosario, Red mundial cristiana de oración, Grupos adheridos, Rosario Viviente Universal Santa Filomena y casas Misioneras

Queridos hermanos, que la paz del señor sea con todos nosotros.

Amén

Damos inicio al Santo Rosario.

Nos hacemos la señal de la cruz y nos ponemos en la presencia del señor, Rezamos el Pésame y el Credo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén 

ORACIONES PARA ANTES DEL ROSARIO- VEN ESPIRITU SANTO

Ven Espíritu Santo ven, ven por medio de la dulce y poderosa intercesión del corazón inmaculado de María tu amadísima esposa.  

Espíritu Santo, inspíranos, para que pensemos santamente.
Espíritu Santo, incítanos, para que obremos santamente.
Espíritu Santo, atráenos, para que amemos las cosas santas.
Espíritu Santo, fortalécenos, para que defendamos las cosas santas.
Espíritu Santo, ayúdanos, para que no perdamos nunca las cosas santas.

ORACIÓN DE OFRECIMIENTO

SEÑAL DE LA CRUZ

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios nuestro.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

 PEDIMOS POR

Para que el Señor fortalezca a los que sufren a causa del Evangelio.

Para que los cristianos que están siendo martirizados, en diversos lugares del mundo, sientan la cercanía, la oración y la solidaridad de todos los cristianos y de todas las personas de buena voluntad.

Par a que nos les falte el consuelo, la fortaleza y el gozo del Espíritu, y sus sufrimientos, unidos a los de Cristo, atraiga la conversión de sus perseguidores.

Por los responsables de la naciones. Para que hagan posible el final de estas atrocidades.
Para que sea una realidad en nuestro mundo la libertad religiosa de todos los seres humanos.

Señor Dios, Padre Todopoderoso, mira la sangre de tu Hijo vertida por amor a toda la humanidad, y mira la de todos tus hijos y hermanos nuestros derramada por confesar su Nombre, concédeles la certeza de que la fe en tu amor y en tu poder es más fuerte que el miedo y la muerte.

Dios y Padre envía tu Espíritu Santo, Defensor, Fortaleza y Consuelo nuestro, y da a todos los cristianos, en especial a los perseguidos, la conciencia de que todo sufrimiento y dolor junto al Señor edifica la Iglesia y redime al mundo.

Señor Jesús, haz que tomemos conciencia de que no somos de este mundo sino ciudadanos del cielo, que al seguirte a ti no nos desconcierte el odio del mundo dominado por el Maligno, asiste con tu Espíritu a nuestros hermanos perseguidos, y que su sangre derramada como la tuya sea semilla de nuevos cristianos.

Padre Santo haz que tengamos conciencia vital de que somos el Cuerpo de Cristo, manifestemos nuestra identidad cristiana a través de la oración constante y la intercesión por todos los hermanos que hoy están sufriendo el martirio y que nuestro amor no sea “de palabra y de boca, sino de verdad y con obras”, siendo generosos y compartiendo nuestros bienes.

Que los cristianos perseguidos, despojados de sus casas y de su dignidad por las humillaciones, crucificados como Nuestro Señor, quemados vivos, decapitados, flagelados, enterrados vivos, susciten por su paciencia, misericordia y perdón, el arrepentimiento y la confesión que hizo el centurión al ver cómo moría Jesús.

Señora y Madre nuestra, Reina de los mártires, que a los pies de la cruz de Cristo fuiste crucificada con él en el alma, acompaña y consuela con tu ternura de madre, da paciencia y perseverancia en la fe a nuestros hermanos perseguidos, sobre todo en los momentos más duros de su martirio; y a nosotros la gracia de estar con los crucificados del mundo como lo estuvieron contigo las santas mujeres. Roguemos a Santa María, nuestra Madre

Pidamos al Señor que nos dé un solo corazón y una sola alma, y que nos haga más generosos y orantes.

Por la Santa Iglesia universal, para que siempre sea fiel a Cristo a pesar de la persecución y discriminación.¨

Por los misioneros que trabajan en las zonas de conflicto, para  que el Amor de Cristo y la solidaridad de los hermanos les mueva a ser la esperanza y el consuelo de los que sufren.

Por aquellos que no conocen a Cristo Jesús y por los que siembran odio y violencia, para que puedan llegar un día a descubrir el gran tesoro de la fe.

Por los perseguidos, torturados, rechazados y discriminados a causa de la fe en Cristo. Que el Señor les conceda paciencia y valor para continuar siendo testigos de fe y esperanza, y les conceda la gracia del perdón a sus enemigos.

Por los cristianos de Occidente, para que el encuentro con Cristo en la cruz nos mueva a ayudar a los que no pueden profesar su fe en libertad.

Por los jefes de Gobiernos, para que sepan realizar concretamente las esperanzas que están en los corazones de todos los pueblos: la Libertad, la Justicia, la Paz y la Solidaridad.

Por las victimas de todos los territoristas religiosos, para que con su testimonio y su sacrificio nos ayuden a conseguir la paz   y libertad religiosa definitiva.

Madre consoladora y fuerza de los oprimidos, amparo en las tribulaciones, acude en socorro de todos los Cristianos que estan siendo perseguidos a causa de la fe.

Por todas y cada una de las peticiones escritas en Red mundial cristiana de oración, Rosario Viviente Universal Santa Filomena ULRA. Por los que las piden y por los que están en la petición, cubre Señor a todos ellos y concédeles esa petición, si están de acuerdo a tu plan. Amén

Imágenes-de-Corazones-con-Jesús-1

 

ORACIÓN

Dios nuestro, que en tu misteriosa providencia has querido asociar tu Iglesia a los sufrimientos de tu Hijo, concede a los fieles que sufren persecución a causa de tu nombre, el don de la paciencia y de la caridad, para que puedan dar testimonio fiel y creíble de tus promesas. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

Madre y Señora Nuestra intercede especialmente ante tu Querido Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, por estos cristianos perseguidos que ponemos en tus manos. Que el mismo Jesucristo les de fuerzas. Amén

 

SALMO  17

“Yo te amo Señor, tu eres mi fuerza y mi fortaleza.

Tú eres mi protector, mi roca de refugio, mi liberador.

Invoca al Señor, digno de toda alabanza, y quedo libre de mis enemigos.

Me cercaban olas mortales, torrentes destructoras. Me envolvían las redes del abismo, los lazos de la muerte.

En el peligro invoque al Señor, grite a mi Dios. Desde su templo el escuchó mi voz, mi grito llegó a sus oídos.

Desde el cielo me tendió, me tendió la mano y me salvó. Me sacó de aguas caudalosas.

Me libró de mis enemigos muy poderosos, de adversarios más fuertes que yo.

Me atacaron en el día de la tribulación, pero el Señor me dio su apoyo. Me sacó a un lugar espacioso, y me libró porque me amaba.

Tu Señor eres fiel, con el que te es fiel.

images

 

SÍMBOLO DE LOS APÓSTOLES

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

 

ACTO DE CONTRICIÓN

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén

 

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

 

3 VECES

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIA

Se fiel hasta la muerte, y te daré la Corona de la Vida Eterna.  (Apocalipsis 2:10)

cielo_thumb1

 

1er MISTERIO

“Felices ustedes si los hombres los odian, los expulsan, los insultan y los consideran, unos delincuentes a causa del Hijo del hombre. Alégrense en ese momento y llénense de gozo, porque les espera una recompensa grande en el cielo”. (Lc 6, 22-23)

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

10 VECES

Se fiel hasta la muerte,y te daré la Corona de la Vida Eterna. Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIAS

Jesús protege y salva a los cristianos perseguidos.

María refugio del amor santo, guíanos y protégenos.

María Inmaculada, resguárdanos en el refugio de Tu Corazón. Protégenos y danos paz.

¡María, Protectora de la Fe, Ven en Nuestro Auxilio!

descarga

 

2º MISTERIO

“Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian, bendigan a los que los maldicen, rueguen por los que los maltratan…”. (Lc 6, 27-28)

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

10 VECES

Se fiel hasta la muerte,y te daré la Corona de la Vida Eterna. Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIAS

Jesús protege y salva a los cristianos perseguidos.

María refugio del amor santo, guíanos y protégenos.

María Inmaculada, resguárdanos en el refugio de Tu Corazón. Protégenos y danos paz.

¡María, Protectora de la Fe, Ven en Nuestro Auxilio!

 

SAGRADO CORAZON22

3er MISTERIO

“Traten a los demás como quieren que ellos les traten a ustedes. Porque si ustedes aman a los que los aman, ¿qué mérito tienen? Hasta los malos aman a los que los aman. Y si les hacen bien a los que le hacen el bien ¿qué gracia tiene? También los pecadores obran así”. (Lc 6, 31-33)

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

10 VECES

Se fiel hasta la muerte,y te daré la Corona de la Vida Eterna. Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIAS

Jesús protege y salva a los cristianos perseguidos.

María refugio del amor santo, guíanos y protégenos.

María Inmaculada, resguárdanos en el refugio de Tu Corazón. Protégenos y danos paz.

¡María, Protectora de la Fe, Ven en Nuestro Auxilio!

 

00007533-constrain-450x450

 4º MISTERIO

“Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada a cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande y serán hijos del Altísimo, que es bueno con los ingratos y pecadores. Sean compasivos, como es compasivo el padre de ustedes”. (Lc 6, 35-36)

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

10 VECES

Se fiel hasta la muerte,y te daré la Corona de la Vida Eterna. Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIAS

Jesús protege y salva a los cristianos perseguidos.

María refugio del amor santo, guíanos y protégenos.

María Inmaculada, resguárdanos en el refugio de Tu Corazón. Protégenos y danos paz.

¡María, Protectora de la Fe, Ven en Nuestro Auxilio!

 images (1)

5º MISTERIO

“Jesús les volvió a decir: < ¡La paz esté con ustedes! Como el padre me envió a mí, así los envió yo a ustedes también… >”. Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu Santo; y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes. Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia”.  (Mt 18, 19-20)

 

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

10 VECES

Se fiel hasta la muerte,y te daré la Corona de la Vida Eterna. Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIAS

Jesús protege y salva a los cristianos perseguidos.

María refugio del amor santo, guíanos y protégenos.

María Inmaculada, resguárdanos en el refugio de Tu Corazón. Protégenos y danos paz.

¡María, Protectora de la Fe, Ven en Nuestro Auxilio!

 

2corazones

 

OREMOS

“El Hijo del hombre tiene que sufrir mucho y ser rechazado por las autoridades judías, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la ley. Lo condenarán a muerte, pero: tres días después resucitará…”. (Lc 9, 22)

“El discípulo no está por encima de su maestro, pero si se deja formar, se parecerá a su maestro”. (Lc 6, 40)

  1. Oremos para que todos los gobiernos trabajen por la justicia y la rectitud.  Aunque Jesús dice que en este mundo tendremos aflicción (Juan16:33), no dice que la tendremos siempre y por todas partes.
  2. Oremos para que los líderes de las democracias liberales utilicen su influencia para acabar con la persecución en los países donde ocurre.  Como Pablo apeló al César buscando la justicia (Hechos 25), del mismo modo los cristianos pueden apelar a los gobiernos seculares.
  3. Oremos por el crecimiento de la Iglesia donde la persecución prospera, recordando que “la sangre de los mártires es la semilla de la Iglesia.”
  4. Oremos pidiendo fuerza y valentía para aquellos que sufren persecución, y la paz que sólo Dios puede dar. Agradézcale que Su gracia es suficiente para satisfacer sus necesidades (2 Corintios 12:9).  Oremos para que su fe no
    falle, sino que su sufrimiento les acerque a Él y aumente su fe.
  5. Oremos para que el Espíritu Santo haga de tal forma que los cristianos perseguidos puedan perdonar y amar a sus perseguidores (Mat 5:44) y que sus reacciones a la semejanza de Cristo tengan un impacto sobre sus perseguidores.
  6. Oremos para que El Señor obre en los corazones de aquellos que actualmente persiguen a nuestros hermanos para llevarles a conocerle como Salvador, como lo hizo con Saulo de Tarso (Hechos 9).
  1. Oremos para que los cristianos que sufren persecución no pierdan su capacidad de aceptar o confiar en propuestas sinceras de aquellos que anteriormente los persiguieron, como los creyentes en Jerusalén tuvieron que aprender a aceptar la realidad de la conversión de Saulo (Hechos 9).
  1. Oremos para que El Señor de discernimiento y alivio de temores innecesarios y oremos por nosotros mismos y por los cristianos perseguidos para que sean espiritualmente preparados para enfrentar todo lo que pueda traer el mañana, ya sea la persecución, alivio del sufrimiento o el regreso de Jesucristo (Mat 24.42).
  2. Agradézcanos al Señor el privilegio de entrar en los sufrimientos de nuestros hermanos y hermanas, recordando que “si una parte (del cuerpo) sufre, cada parte sufre con ella”

(1 Cor 12:26) 

10552601_344578665700845_2128282403248216398_n

ORACIÓN 

Jesús amado, haz que mi pobre corazón sea uno con el tuyo, que pueda decir como tú, en el mayor suplicio de tu amarga crucifixión, “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.”  (Lc 23-24)

Ayúdanos a seguir tu ejemplo y permanecer fieles, valientes, llenos de paz, esperanza, valor, santidad, fidelidad y gozo en nuestro servicio de la extensión de tu reino.

Te lo pedimos por el mérito de aquellas gotas de sangre de tu agonizante corazón en la cruz, y por los méritos y las lágrimas del corazón adolorido e inmaculado de María Santísima, vuestra y nuestra tierna madre. Amén

m35

 SALVE

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María! 

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. AMEN

OREMOS

Omnipotente y sempiterno Dios, que con la cooperación del Espíritu Santo, preparaste el cuerpo y el alma de la gloriosa Virgen y Madre María para que fuese merecedora de ser digna morada de tu Hijo; concédenos que, pues celebramos con alegría su conmemoración, por su piadosa intercesión seamos liberados de los males presentes y de la muerte eterna. Por el mismo Cristo nuestro Señor. Amén

ROSARIO DE LOS CRIS PERSEGUIDOS

LETANÍAS DE LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS

¡Señor, ten piedad de nosotros!

¡Jesucristo, ten piedad de nosotros!

¡Señor, ten piedad de nosotros!

¡Dios Padre del Cielo, ten piedad de nosotros!

¡Dios, Hijo Redentor del mundo, ten piedad de nosotros!

¡Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros!

¡Trinidad Santa que eres un solo Dios, ten piedad de nosotros!

¡Santa Madre Dolorosa, ruega por nosotros!

¡Santa María Reina de las vírgenes, ruega por nosotros!

Por los cristianos del mundo, en extrema pobreza. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, encarcelados injustamente. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, perseguidos por defender nuestra fe.  Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, burlados, calumniados y torturados. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, que trabajan por la paz y la justicia. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, a los que llaman locos por amor a Cristo. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, los que tienen conflictos familiares por Cristo. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, encarcelados y/o torturados. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, donde el nombre de Dios no se puede decir. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, que han derramado su sangre por Cristo. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, que lloran en silencio el pecado con Dios. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, que han derramado su sangre por Dios. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, que dan la vida por defender a otros. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, que son valientes y santos. Ruega por nosotros.

Por los cristianos del mundo, estemos enamorados de Ti siempre. Ruega por nosotros.

sf45

Madre Santa, Dolorosa, a ti clamamos por todos los cristianos que en el mundo estamos siendo perseguidos de una y mil formas, danos tu mano firme, para ser tan valientes, labios y humildes manteniendo tu sí hasta besar las llagas injustas de tu Hijo adorado. Por lo que nos Consagramos a tu Inmaculado y traspasado Corazón hasta el extremo, para que nos enseñes a sufrir y ser fieles hasta el fin de nuestros días como tú, en Cristo Nuestro Señor.

Amén

Por todos los cristianos del mundo que defendamos nuestra fe, de la forma que nos has enviado, permítenos, a todos, sin excepción alguna, serte fiel hasta el último suspiro de nuestras vidas; por La Preciosa Sangre de Cristo derramada para la salvación de todos y su Gloriosa Resurrección y Nuestra Madre Dolorosa, y su gloriosa Asunción y Coronación, por la Santa Trinidad como Reina y Madre de todo lo creado.

Amén

JESUS Y MARIA CORAZONES

ORACIÓN FINAL

Dios nuestro, que en tu misteriosa providencia has querido asociar a tu iglesia a los sufrimientos de tu hijo, concede a los fieles que sufren persecución a causa de tu nombre el don de la paciencia y de la caridad para que puedan dar testimonio fiel y creible de tus promesas, por Jesucristo Nuestro Señor .  Amen.

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios”. 2 Corintios 1:3,4

Ave María Purísima, sin pecado concebida. 

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

BarraCatolicaCTV_2a