Rosario por la familia (2)

Dios, Padre nuestro, que has propuesto a la Sagrada familia como maravilloso ejemplo a los ojos de tu pueblo,
concede a las familias cristianas imitar las virtudes del hogar de Nazareth,y su unión en el amor; para que sean signos claros y atrayentes que proclamen el Evangelio de la vida en medio de nuestra sociedad y muestren la alegría de educar a sus hijos con total entrega, en paz y libertad, hasta que lleguemos a gozar de los premios eternos en el hogar del Cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen..

SEÑAL DE LA CRUZ

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Oh María, Madre de Jesús y Madre nuestra, nos dirigimos a ti en este día, ya que fuiste Tú la que dijiste SI a la vida, ante el anuncio del Ángel. Sin importar la sorpresa y la incertidumbre que esto te causaría, Tu dijiste “SI”; “Hágase en mi según tu Palabra: Santa María, Oramos hoy por todas las familias que tienen dificultades.

sf45

PEDIMOS POR

Por la santificación de todos los sacerdotes del mundo, consagrados, religiosos y servidores, especialmente por el Papa Francisco

Por todos los religiosos de vida contemplativa, que a diario dirigen su oración por todas las necesidades de las familias del mundo..

Por toda la Iglesia y por todos los que la formamos, para que sea en el mundo un testimonio vivo del Mensaje de Jesús, trabajando por hacer posible un mundo más justo y solidario.

Por la Paz tan necesaria en nuestro mundo, para que todos nos afanemos por buscarla, y en concreto los cristianos nos propongamos ser en el mundo instrumentos de paz y de reconciliación.

Por las familias, por los educadores y los catequistas: para que no decaigan en su tarea de acompañar a los niños y jóvenes en su desarrollo personal y en su crecimiento como cristianos comprometidos con nuestro mundo.

 Por las familias que están pasando dificultades en sus relaciones: que el Señor les ilumine y dé fuerzas

 Por las familias rotas: que recobren la esperanza, que se respeten, que busquen el reencuentro.

Que las familias cristianas estén siempre cercanas a los que sufren y pasan necesidades de todo tipo.

Por los refugiados y emigrantes: que se respete su dignidad; que se encuentren pronto con los suyos.

 Por las familias que han perdido alguno de sus miembros a causa del terrorismo o la violencia.

Pidamos para que las familias cristianas sean educadoras de la fe y la trasmitan con gozo.

 Que las familias sean ejemplo de escucha, diálogo y respeto, fuente de amor, paz y alegría.

 Para que las familias estén abiertas a la trasmisión y cuidado de la vida en todos sus momentos.

 Que en nuestras familias los padres tomen conciencia de que deben ser ejemplo y modelo para sus hijos.

 Que los hijos escuchen, respeten y obedezcan a sus padres, cumpliendo así el mandamiento del Señor.

Por la Santa Iglesia: para que difunda en todas las familias el fermento del Evangelio.

. Por todos los hogares de la tierra, por todos los esposos, los padres y los hijos, por los ancianos y los huérfanos, por las familias que no tienen hogar o carecen de los recursos necesarios, y por todos los esposos que viven separados

Por todos los Matrimonios: para que guarden inquebrantable la fidelidad que se han prometido ante el altar.

Por todos los Matrimonios: para que, en el amor mutuo y en la fidelidad constante, sean en nuestra sociedad fermento de paz y unidad.

Por los presentes, por sus familias y amigos: para que participemos de su felicidad y seamos admitidos con ellos a la dicha eterna

Finalmente, pidamos por todos nosotros: para que escuchemos la palabra que Jesús cada día nos ofrece en el Evangelio y para que el encuentro con su mensaje y la celebración de la Eucaristía hagan que nuestro corazón, como el de los discípulos de Emaús, comience a arder al tener experiencia de que nuestra fe se fortalece, y luego sepamos comunicar esa vida y esa esperanza en nuestro día a día.

Por todas y cada una de las peticiones, por los que las piden y por los que están en la petición, cubre Señor a todos ellos y concédeles esa petición, si están de acuerdo a tu plan.

Amén

**La vida oculta de Nazareth permite a todo hombre y mujer estar en comunión con Jesús en las cosas más ordinarias de la vida cotidiana. Nazareth es la escuela donde se empieza a comprender la vida de Jesús, es decir, es la escuela del Evangelio. En primer lugar nos enseña el silencio, atmósfera admirable e indispensable para el espíritu. En ella aprendemos también una lección de trabajo. ¡Oh, morada de Nazaret, casa del “hijo del carpintero”! Que sobretodo deseemos comprender y celebrar el don de la salvación que se nos ha dado en Jesucristo, que lo aceptemos en nuestras vidas, que unidos a la Santa Familia de Nazareth vivamos la vida cotidiana realizando las cosas ordinarias con un sentido extraordinario y vivamos la santidad a la que estamos llamados por nuestro bautismo.  

OREMOS

Oh, Dios, que en la Sagrada Familia nos dejaste un modelo perfecto de vida familiarvivida en la fe y la obediencia a tu voluntad.

Ayúdanos a ser ejemplo de fe y amor a tus mandamientos.

Socórrenos en nuestra misión de transmitir la fe a nuestros hijos.

Abre su corazón para que crezca en ellos la semilla de la fe que recibieron en el bautismo.

Fortalece la fe de nuestros jóvenes,para que crezcan en el conocimiento de Jesús.

Aumenta el amor y la fidelidad en todos los matrimonios,

especialmente aquellos que pasan por momentos de sufrimiento o dificultad.

Unidos a José y María, Te lo pedimos por Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor. Amén.

sf44

SANTO ROSARIO

SÍMBOLO DE LOS APÓSTOLES

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.

Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

ACTO DE CONTRICIÓN

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

3 AVEMARÍA

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

sf07

1er MISTERIO

La Sagrada Familia, Obra de Dios

“Cuando llegó la plenitud del tiempo, Dios envió a su propio Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo el dominio de la ley, para liberarnos del dominio de la ley y hacer que recibiéramos la condición de hijos adoptivos de Dios” (Gal 4,4-5).

He aquí que en el principio del nuevo testamento, como ya al inicio del antiguo testamento, está una pareja. Pero mientras que en aquella de Adán y Eva estaba la fuente del mal que ha dominado al mundo, en la de José y María encontramos en el vértice desde el cual se expande la santidad sobre toda la tierra. El salvador ha iniciado la obra de la salvación con esta unión virginal y santa, en la cual se manifiesta su voluntad omnipotente de purificar y santificar a la familia, santuario del amor y la cuna de la vida.

Oremos para que el Espíritu Santo renueve a las familias, según el modelo de la Sagrada Familia de Nazareth.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

10 AVEMARÍA

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIAS

María Madre de Gracia, Madre de Misericordia en la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.

Jesús ilumine, protege y salva a las familias.

Jesús, María y José
Ilumínanos, socórrenos y sálvanos. Amén.

Santa María, Madre del amor más hermoso,enséñanos a mirarte siempre, como manantial de misericordia, regazo de perdón, consuelo de nuestras penas.

sf13

2º MISTERIO La Sagrada Familia en Belén

“El ángel les dijo: « No teman, pues les anuncio una gran alegría, que lo será para ustedes y para todo el pueblo: Les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es el Mesías, el Señor. Esto les servirá de señal: encontrarán un niño recién nacido, envuelto en pañales y acostado en un pesebre »… Fueron de prisa y encontraron a María, a José y niño acostado en el pesebre”. (Lc. 2, 10-12.16).

El nacimiento de Jesús en Belén ha dado inicio a esta Familia, única y excepcional en la historia de la humanidad; en esta Familia ha venido al mundo, ah crecido y ha sido educado el hijo de Dios, concebido y nacido de la Madre Virgen.

Oremos: María y José: mediante su intercesión obtengamos la gracia de amar y adorar a Jesús sobre todas las cosas.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén – 

10 AVEMARÍA

-Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIAS

María Madre de Gracia, Madre de Misericordia en la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno,lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.

Jesús ilumine, protege y salva a las familias.

Jesús, María y José Ilumínanos, socórrenos y sálvanos. Amén.

Santa María, Madre del amor más hermoso,enséñanos a mirarte siempre, como manantial de misericordia, regazo de perdón, consuelo de nuestras penas.

PresentacionJesus

3er MISTERIO La Sagrada Familia en el Templo 

“Su padre y su madre estaban admirados de las cosas que se decían de él. Simeón los bendijo y dijo a María, su madre: « Mira, este niño debe ser causa tanto de caída como de resurrección para la gente de Israel. Será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón. »” (Lc. 2,33-35).

El rescate del primogénito es deber del padre, que es cumplido por José. El evangelista revela que “el padre y la madre de Jesús se admiraron de las cosas que se decían de él” y, en particular, de lo que dice Simeón señalando a Jesús, en su cántico a Dios, como la “salvación preparada por Dios ante todos los pueblos” y “luz para alumbrar a las naciones y gloria para el pueblo de Israel”.

Oremos, confiando a la Sagrada Familia, a la Iglesia y a todas las familias humanas.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

10 AVEMARÍA

-Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIAS

María Madre de Gracia, Madre de Misericordia en la vida y en la muerte ampáranos gran Señora. Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno,lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.

Jesús ilumine, protege y salva a las familias.

Jesús, María y José Ilumínanos, socórrenos y sálvanos. Amén.

Santa María, Madre del amor más hermoso,enséñanos a mirarte siempre, como manantial de misericordia, regazo de perdón, consuelo de nuestras penas.

sf49

4º MISTERIO La Sagrada Familia huye y regresa de Egipto

“El ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: « Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y quédate allí hasta que yo te avise; porque Herodes va a buscar al niño para matarlo ». José se levantó de noche, tomó al niño y a su madre, y partió hacia Egipto, donde permaneció hasta la muerte de Herodes… Cuando murió Herodes, el ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: « Levántate, toma al niño y a su madre, y regresa a la tierra de Israel, porque ya han muerto los que querían matar al niño »”. (Mt. 2, 13-14. 19-21)

Así como Israel había emprendido el camino del éxodo “de la condición de esclavitud” para iniciar la antigua Alianza, así José, depositario y cooperador del misterio providencial de Dios custodia también en el exilio a aquel que habría de realizar la nueva alianza.

Oremos para que nuestra adhesión al evangelio sea total y fielmente activa.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

10 AVEMARÍA

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIAS

María Madre de Gracia, Madre de Misericordia en la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno,lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia. Amen.

Jesús ilumine, protege y salva a las familias.

Jesús, María y José Ilumínanos , socórrenos y sálvanos

Santa María, Madre del amor más hermoso,enséñanos a mirarte siempre, como manantial de misericordia, regazo de perdón, consuelo de nuestras penas.

sf60

.

5º MISTERIO La Sagrada Familia en la casa de Nazareth

“Volvió con ellos a Nazareth, donde vivió obedeciéndoles. Su madre guardaba fielmente en su corazón todos estos recuerdos. Mientras tanto, Jesús crecía en sabiduría, en edad y en gracia, ante Dios y ante los hombres (Lc 2, 51-52).

Jesús fue desde el inicio el centro de su gran amor, lleno de solicitud y afecto; fue su gran vocación; fue su inspiración; fue el gran misterio de su vida. En la casa de Nazareth él fue obediente y sumiso, así como debe serlo un hijo hacia sus propios padres. Esta obediencia de Jesús a María y José llena casi todos los años de su vida sobre la tierra y constituye por tanto el símbolo de aquella total e ininterrumpida obediencia que tributa al Padre Celeste. A la Sagrada familia pertenece así una parte relevante de aquel divino misterio, cuyo fruto es la redención del mundo.

Oremos y pidamos la luz y la ayuda de Dios para crear en familia el mismo clima espiritual de la casa de Nazareth.

PADRENUESTRO

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

10 AVEMARÍA

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,

como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

JACULATORIAS

María Madre de Gracia, Madre de Misericordia en la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno,lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia.Amen..

Jesús ilumine, protege y salva a las familias.

Jesús, María y José Ilumínanos, socórrenos y sálvanos

Santa María, Madre del amor más hermoso,enséñanos a mirarte siempre, como manantial de misericordia, regazo de perdón, consuelo de nuestras penas.

SALVE

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María!

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

OREMOS.-

Omnipotente y sempiterno Dios, que con la cooperación del Espíritu Santo, preparaste el cuerpo y el alma de la gloriosa Virgen y Madre María para que fuese merecedora de ser digna morada de tu Hijo;

concédenos que, pues celebramos con alegría su conmemoración, por su piadosa intercesión seamos liberados de los males presentes y de la muerte eterna. Por el mismo Cristo nuestro Señor. Amén

ORACIONES DESPUÉS DEL ROSARIO.-

Al terminar este Santo Rosario a nuestra Madre María, Rezamos por las intenciones del Santo Padre y en reparación a las Ofensas al Sagrado Corazón de Jesús y para Ganar las Santas Indulgencias Plenarias.


PADRENUESTRO.-

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

3 AVEMARÍA.-

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

GLORIA.-

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.

Amén

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita. Amén. 

Dios todopoderoso, Tú has creado todo por medio de tu Hijo Jesucristo. El venció el poder de la muerte por medio de su Misterio Pascual. Que todos los que se confiesan ser cristianos, promuevan la Santidad de la Vida y que te sirvan fielmente, por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

Ave María Purísima, sin pecado concebida.

sf27

LETANÍA A LA SAGRADA FAMILIA

-Jesús, Salvador del mundo, ten piedad de nosotros.

-Jesús, Hijo de María y hermano nuestro, ten piedad de nosotros.

-Jesús, tesoro y delicia de la Sagrada Familia, ten piedad de nosotros.

**-Santa María, Reina de los cielos, ruega por nosotros.

-Santa María, Madre de Jesús y nuestra dulce Madre, ruega por nosotros.

-Santa María, ornamento y gozo de la Sagrada Familia, ruega por nosotros.

-San José, Padre legal de Jesús, ruega por nosotros.

-San José, Casto esposo de María, ruega por nosotros.

-San José, guía y amparo de la Sagrada Familia, ruega por nosotros.

**-Sagrada Familia, bajo cuya protección nos hemos consagrado a Dios, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, que hemos tomado por modelo, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, predilecta del Padre celestial, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, conducida por el Espíritu Santo, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, santificada por la presencia del Hijo de Dios, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, terror del infierno, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, asilo de todas las virtudes, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, Santuario de la Divina Trinidad, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, precioso Tabernáculo de Dios vivo, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, oscura e ignorada sobre la tierra, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, pobre y laboriosa, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, modelo de paciencia y resignación, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, gozosa en las tribulaciones, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, venerada de los pastores, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, honrada por los Magos, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, por Herodes perseguida, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, de los judíos despreciada, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, deseada de los Patriarcas, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, de los Ángeles respetada, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, modelo de todos los Santos, está siempre con nosotros.

-Sagrada Familia, ornamento de la celestial Jerusalén, está siempre con nosotros.

**-Sednos propicia, te lo rogamos, oyenos.

-Socorrenos en todos los peligros de alma y cuerpo, te lo rogamos, oyenos

-Se nuestro refugio contra los males que nos aquejan, te lo rogamos, oyenos.

-Se nuestra fuerza en los combates y pruebas, te lo rogamos, oyenos.

-Sednos fuerte muro contra los ataques del enemigo de nuestra salud, te lo rogamos, oyenos.

-Sed nuestra esperanza en esta vida y nuestro consuelo en la hora de la muerte, te lo rogamos, oyenos.

-Sed eficaz protectora de aquellos que os invocan con verdadera confianza, te lo rogamos, oyenos.

-Sed medianera de los que mueren en el Señor y Abogada de los pecadores cerca del Soberano Jesús, te lo rogamos, oyenos.

-Sed liberadora de las almas detenidas en el purgatorio y salud de los que esperan en Vos, te lo rogamos, oyenos.

-Sed siempre sostén de los débiles y ayuda de los imperfectos, te lo rogamos, oyenos.

-Sed siempre protectora de nuestra familia y de toda la sociedad, te lo rogamos, oyenos

-Sed siempre espejo de los cristianos, imán de los justos, te lo rogamos, oyenos.

-Sed siempre consoladora de los afligidos y refugio de vuestros devotos, te lo rogamos, oyenos.

-Sed siempre apoyo y defensa de los que se han consagrado a vuestro servicio, te lo rogamos, oyenos.

**Sagrada Familia, sed glorificada en todos los siglos. Reina para siempre en todos los corazones.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Sálvanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Óyenos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Ten piedad y Misericordia de nosotros.

OREMOS

Sagrada Familia de Nazaret;enséñanos el recogimiento,la interioridad;danos la disposición de escuchar las buenas inspiraciones y las palabras de los verdaderos maestros. Enséñanos la necesidad del trabajo de reparación, del estudio, de la vida interior personal, de la oración, que sólo Dios ve en los secreto;enséñanos lo que es la familia, su comunión de amor,su belleza simple y austera, su carácter sagrado e inviolable. Amén

Oración final

¡Dios te salve, María, llena de gracia! Esta noche te pido por todas las familias de la RED MUNDIAL CRISTIANA DE ORACIÓN, llenas de sueños y esperanzas. Ellas son los centinelas del mañana. En ellas crece el pueblo de las bienaventuranzas; son la esperanza viva de la Iglesia y del Papa.

Santa María, Reina y Madre , intercede ante el Padre, para que nuestras familias sean testigos generosos de Cristo Resucitado, apóstoles humildes y valientes del tercer milenio, regazos de santidad cristiana. Santa María, Virgen Inmaculada, reza con nosotros, reza por nosotros. Amén.

“Jesús, María y José A ustedes, la Sagrada Familia de Nazaret, Hoy miramos con admiración y confianza; En vosotros contemplamos La belleza de la comunión en el amor verdadero; A ustedes encomendamos a todas nuestras familias, Y a que se renueven en las maravillas de la gracia.

Sagrada Familia de Nazaret, Atractiva escuela del Santo Evangelio:Enséñanos a imitar sus virtudes Con una sabia disciplina espiritual, Danos una mirada limpia Que reconozca la acción de la Providencia En las realidades cotidianas de la vida.

Sagrada Familia de Nazaret, Fiel custodia del ministerio de la salvación:Haz nacer en nosotros la estima por el silencio, Haz de nuestras familias círculos de oración Y conviértelas en pequeñas iglesias domésticas, Renueva el deseo de santidad,Sostener la noble fatiga del trabajo, la educación, La escucha, la comprensión y el perdón mutuo.

Sagrada Familia de Nazaret, Despierta en nuestra sociedad la conciencia Del carácter sagrado e inviolable de la familia, Inestimable e insustituible.

Que cada familia sea acogedora morada de Dios y de la paz Para los niños y para los ancianos, Para aquellos que están enfermos y solos, Para aquellos que son pobres y necesitados.

Jesús, María y José, A ustedes con confianza oramos, A ustedes con alegría nos confiamos”.

Quédate con nosotros, Señor Jesús. Quédate en nuestra familia, ilumínanos en la noche de la duda,
sé sostén en nuestras dificultades, consuélanos en nuestros sufrimientos y haz fecunda la fatiga de cada día.
Aleja de nuestro hogar todo mal, afirma nuestros pasos en el bien y en el amor.
Te pedimos por las familias de nuestra Comunidad, de nuestra Diócesis y de nuestra Patria.
Ayúdanos a trabajar unidos, a cultivar los valores, a defender con pasión la vida en esta hora de la familia,
te pedimos la gracia de anunciar y valorar el tesoro de la familia, cuando en torno a ella se acumulan sombras
que amenazan su unidad y su naturaleza. Tú que eres la Vida, quédate en nuestros hogares,
para que sigan siendo nidos donde nazca la vida humana, se la acoja, se la ame y se la respete,
desde su concepción hasta su término natural. Te pedimos todo esto, unidos a tu Madre,
la Virgen María y a tu padre nutricio, san José. Amén

Oh san José, custodio santísimo de Jesús y de María, socorrednos con vuestras plegarias en todas las necesidades espirituales y temporales, a fin de que en unión con María y con Vos, podamos bendecir eternamente a nuestro divino Redentor Jesús. Así sea.

Jesús, María y José,en vosotros contemplamos el esplendor del verdadero amor, a vosotros, confiados, nos dirigimos.Santa Familia de Nazaret,haz también de nuestras familias lugar de comunión y cenáculo de oración,auténticas escuelas del Evangelio y pequeñas Iglesias domésticas.Santa Familia de Nazaret,que nunca más haya en las familias episodios de violencia, de obstinación y división;que quien haya sido herido o escandalizado sea pronto consolado y curado.

Jesús, María y José,escuchad, acoged nuestra súplica.

EN EL NOMBRE DEL PADRE, Y DEL HIJO, Y DEL ESPÍRITU SANTO.

AMÉN