LaDivinaMisericordia


ORACIONES PARA ANTES DEL ROSARIO

Buenas Noches Familia del Santo Rosario, Red mundial cristiana de oración, Grupos adheridos, Rosario Viviente Universal Santa Filomena y casas Misioneras.

Queridos hermanos, que la paz del señor sea con todos nosotros.

Amén.

Damos inicio al Santo Rosario Al Señor de la Misericordia

Nos hacemos la señal de la cruz y nos ponemos en la presencia del señor, Rezamos el Pésame y el Credo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén 

VEN ESPIRITU SANTO

Ven Espíritu Santo y llena los Corazones de Tus Fieles y enciende en ellos el fuego de Tu Amor, envía Señor Tu Espíritu y se renovará la faz de la tierra; Oh Dios que instruiste los Corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo, haz que por ese mismo Espíritu conozcamos el Amor a la Divina Justicia, y llenadnos para siempre de Celestiales consuelos por Cristo Nuestro Señor. AMEN.

Acto de Contrición

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

Señor abre mis labios; Y mi boca pronunciara tu alabanza.

Acude Señor en mi Auxilio; apresúrate Señor a socorrernos.

En los Cielos y en la Tierra sea para siempre alabado el Corazón amoroso de Jesús Sacramentado.

ORACIÓN 

“Expiraste, Jesús, pero la fuente de vida brotó para las almas y el mar de la misericordia se abrió para el mundo entero. Oh, Fuente de Vida, insondable misericordia divina, abarca al mundo entero y derrámate sobre nosotros”.
“Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús, como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío”.

PADRE NUESTRO.-

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad  en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos  a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén

AVEMARÍA.-

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

 CREDO DE LOS APOSTOLES

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.

Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna.Amén.

DIVINA MISERICORDIA 1

PRIMER DECENA.  

En este misterio, nos ofrecemos víctimas junto con Tu Divino Hijo en desagravio por nuestros pecados y por los del mundo entero; principalmente por aquéllos pecados de Soberbia y Avaricia, y te ofrecemos nuestros dolores angustias, alegrías, enfermedades, trabajos, nuestras vidas y también ,te ofrecemos, las de todos los hospitalizados, los que van a ser operados este día, de las Madres que van a dar a luz, de los heridos, de los confinados a una silla de ruedas, en muletas, los ciegos, de los ancianos, que no tienen que comer, que no tienen que vestir, que no tienen hogar, que están enfermos de todos los presos hombres, mujeres y niños, de todas aquellas familias que sufren las consecuencias de las guerras. Inundaciones, terremotos, tragedias de todos aquellos niñitos huérfanos, desamparados, abandonados que no tienen que comer, que no tienen que vestir, que sufren los malos tratos de sus Padres o de otras personas que sufren la separación de sus Padres.

Todo esto te ofrecemos en desagravio por todos los pecados de la humanidad, por la conversión de los pecadores, por todos los Sacerdotes, Religiosas, Religiosos, líbralos del mal y consérvalos en tu Santo servició, te pedimos por las vocaciones Sacerdotales, danos Sacerdote santos que sepan gobernar tu Santa Iglesia, te pedimos por aquellos hermanos que han perdido la confianza en Tí haz que regresen a Tí para que no se pierdan, te pedimos por los misioneros, ház que sea fructífera su labor, por la paz del mundo, por nuestro Santo Padre, por las faltas de nuestro propio corazón, de nuestras familias, hermanos, parientes, conocidos, ahijados bienhechores, padrinos, por toda la jerarquía eclesiástica, danos a todos tu gracia para que por medio de ella nos arrepintamos de todo lo que te hemos ofendido, humildemente imploramos tu misericordia y así salves nuestras almas.

Mira que te lo pedimos por tu preciosísima Sangre de Tu Divino Hijo por tu Divina Misericordia y por la intercesión del Corazón Inmaculado de María Santísima, te lo pedimos Señor.

“Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero”.

(Se repite diez veces)

Por su dolorosa pasión. Ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

JACULATORIA.

V: Misericordia Infinita, R. Salva y protege a los niños concebidos, los niños maltratados, los secuestrados, los enfermos, los necesitados, los matrimonios, las familias, los cristianos perseguidos y las almas en el purgatorio.

Oh Cristo, por Tu pasión, muerte y resurrección”, “de Nosotros y de la Humanidad ten Compasión Santísima Virgen  María, madre llena de amor y de bondad “de todos tus hijos,  ten piedad

DIVINA MISERICORDIA 1

Segunda Decena

 En este misterio nos ofrecemos Víctimas, junto con Tu Divino Hijo en desagravio por nuestros pecados y por los del mundo entero. Principalmente por aquéllos pecados de lujuria y de ira y también te pedimos por todos aquellos hermanos que están agonizando en estos momentos, que están entregando la cuenta de su vida.

Ten misericordia de ellos; te pedimos por todos aquellos que vayamos a morir en este día, principalmente aquellos que estemos en peligro de perderte, dános a todos tu gracia para que por medio de ella nos arrepintamos de lo que te hemos ofendido humildemente imploremos tu Misericordia y así salves nuestras almas, te pedimos por el eterno descanso de las almas del purgatorio principalmente por nuestros familiares, sácalos de su cautiverio y llévalos a gozar de Tu Santa Gloria.

Mira que te lo pedimos por la preciosísima Sangre de Tu Divino Hijo por Tu Divina Misericordia y por Intercesión del Corazón Inmaculado de María Santísima, te lo pedimos Señor.

“Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero”.

(Se repite diez veces)

Por su dolorosa pasión. Ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

JACULATORIA.

V: Misericordia Infinita, R. Salva y protege a los niños concebidos, los niños maltratados, los secuestrados, los enfermos, los necesitados, los matrimonios, las familias, los cristianos perseguidos y las almas en el purgatorio.

Oh Cristo, por Tu pasión, muerte y resurrección”, “de Nosotros y de la Humanidad ten Compasión Santísima Virgen  María, madre llena de amor y de bondad “de todos tus hijos,  ten piedad

DIVINA MISERICORDIA 1

Tercer Decena

En este misterio nos ofrecemos víctimas junto con Tu Divino Hijo en desagravio por nuestros pecados y por los del mundo entero, principalmente por aquellos pecados de Gula y Envidia, y también te pedimos por la conversión de los Herejes, Cismáticos, Ateos, Judíos, Masones, Comunistas, de los Sin Dios, de los desamparados, de todos aquellos hermanos separados de la Iglesia reúnenos a todos para que seamos Un solo rebaño, bajo un solo Pastor, te pedimos por aquellos que están a punto de suicidarse.

Ten misericordia de ellos.

Te pedimos por todos aquellos que te odian, que te aborrecen, que te maldicen, que te ultrajan, nosotros te amamos por ellos y te pedimos que nos des a todos tu gracia para que por medio de ella nos arrepintamos de todo lo que te hemos ofendido humildemente imploremos tu misericordia y así salves nuestras almas, te pedimos por las autoridades civiles, militares, y religiosas, dáles un Corazón Bueno sencillo prudente y sabio para que gobiernen al mundo según tu Corazón.

Mira que te lo pedimos por la preciosísima Sangre de Tu Divino Hijo por Tu Divina Misericordia y por Intercesión del Corazón Inmaculado de María Santísima, te lo pedimos Señor.

“Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero”.

(Se repite diez veces)

Por su dolorosa pasión. Ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

JACULATORIA.

V: Misericordia Infinita, R. Salva y protege a los niños concebidos, los niños maltratados, los secuestrados, los enfermos, los necesitados, los matrimonios, las familias, los cristianos perseguidos y las almas en el purgatorio.

Oh Cristo, por Tu pasión, muerte y resurrección”, “de Nosotros y de la Humanidad ten Compasión Santísima Virgen  María, madre llena de amor y de bondad “de todos tus hijos,  ten piedad

 DIVINA MISERICORDIA 1

Cuarta Decena

En este misterio, nos ofrecemos víctimas junto con Tu Divino Hijo en, desagravio por nuestros pecados y por los del mundo entero, principalmente por aquellos pecados de Pereza, de Vanidad, y de Impureza, y te pedimos por todos aquellos que no te conocen permite que llegue hasta ellos la luz de tu Santo Evangelio para que te conozcan, te amen, te adoren te den su corazón, y te pidan perdón por lo que te hayan ofendido y así salven sus almas.

Te pedimos por los rateros, asesinos, secuestradores, terroristas que no tienen compasión de sus víctimas, por todos aquellos Padres de familia que matan a sus Hijos por las prostitutas, por los adúlteros, por todos los pecadores de homosexualidad, por todos aquellos hermanos que viven alejados de Tí, por todos los que propician el aborto, por todos los que manejan vehículos, marítimos, terrestres, y aéreos, por los estudiantes, por los viajeros, por los profesionistas, por los trabajadores en general, especialmente te pedimos por aquellas familias que hoy no tienen que comer, que vestir que no tienen hogar, que están enfermos que no tienen trabajo, socórrelos Señor para que no desfallezcan de hambre, y de miseria y Danos a todos tu gracia para que por medio de ella nos arrepintamos de lo que te hemos ofendido humildemente imploremos tu misericordia y así salves nuestras almas.

Mira que te lo pedimos por la preciosísima Sangre de Tu Divino Hijo por Tu Divina Misericordia y por Intercesión del Corazón Inmaculado de María Santísima, te lo pedimos Señor. 

“Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero”.

(Se repite diez veces)

Por su dolorosa pasión. Ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

JACULATORIA.

V: Misericordia Infinita, R. Salva y protege a los niños concebidos, los niños maltratados, los secuestrados, los enfermos, los necesitados, los matrimonios, las familias, los cristianos perseguidos y las almas en el purgatorio.

Oh Cristo, por Tu pasión, muerte y resurrección”, “de Nosotros y de la Humanidad ten Compasión Santísima Virgen  María, madre llena de amor y de bondad “de todos tus hijos,  ten piedad

DIVINA MISERICORDIA 1

Quinta Decena

En este misterio nos ofrecemos víctimas junto con Tu Divino Hijo en desagravio por nuestros pecados y por los del mundo entero, (te presentamos nuestras peticiones orales) principalmente por aquellos pecados de Blasfemia, de Ultraje, pecados sacrílegos y por todos los pecados que vayamos a cometer en este día o que se vayan a cometer humildemente te pedimos perdón por todas esas faltas con que ofendemos a Tu Divina Majestad ten misericordia de Nosotros, ten piedad de la humanidad, te pedimos por toda la juventud, que anda descarriada, principalmente por aquellos hijos pródigos para que regresen a sus casas, no se pierdan y dejen de sufrir sus Padres, ayúdalos.

Señor, te pedimos por los matrimonios separados, por los que viven en amasiato, en adulterio, que viven mal, por las viudas, por los viudos por las Madres solteras, las Madres abandonadas, por los Padres abandonados por todos los indigentes, los alcohólicos, drogadictos, pandilleros, rateros y delincuentes, danos a todos tu gracia para que por medio de ella nos arrepintamos de los que te hemos ofendido, humildemente imploremos tu misericordia y así salves nuestras almas.

Mira que te lo pedimos por la preciosísima Sangre de Tu Divino Hijo por Tu Divina Misericordia y por Intercesión del Corazón Inmaculado de María Santísima, te lo pedimos Señor.

Padre Eterno yo te ofrezco el cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu Amadísimo hijo Nuestro Señor Jesucristo, en desagravio por nuestros pecados, y por los del mundo entero. Amen.

“Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero”.

(Se repite diez veces)

Por su dolorosa pasión. Ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

JACULATORIA.

V: Misericordia Infinita, R. Salva y protege a los niños concebidos, los niños maltratados, los secuestrados, los enfermos, los necesitados, los matrimonios, las familias, los cristianos perseguidos y las almas en el purgatorio.

Oh Cristo, por Tu pasión, muerte y resurrección”, “de Nosotros y de la Humanidad ten Compasión Santísima Virgen  María, madre llena de amor y de bondad “de todos tus hijos,  ten piedad

cruz-de-misericordia

Oración a la Santísima Llaga del hombro de Jesús 

Oh amado Jesús, manso Cordero de Dios, a pesar de ser yo una criatura miserable y pecadora, te adoro y venero la llaga causada por el peso de vuestra cruz que abriendo vuestras carnes desnudo los huesos de vuestro hombro sagrado y de la cual vuestra Madre Dolorosa tanto se compadeció. También yo, oh carísimo Jesús, me compadezco de Vos y desde el fondo de mi corazón te glorifico y te agradezco por esta llaga dolorosa de vuestro hombro en la que quisiste cargar vuestra cruz por mi salvación. Ah! por los sufrimientos que padeciste y que aumentaron el enorme peso de vuestra cruz, ruegote con mucha humildad, ten piedad de mi pobre criatura pecadora, perdonad mis pecados y conducidme al cielo por el camino de la cruz.

Madre santísima imprime en mi corazón las llagas de Jesús Cristo crucificado… (Indulgencia de 300 días)
Oh dulcísimo Jesús, no seas mi juez si mi salvador… (Indulgencia de 100 días) Amen.

Oración al Padre Eterno

Padre Eterno por la pasión de Tu Hijo por lo que El sufrió, por esos dolores tan inmensos, Yo me uno a esa Cruz, Oh! Padre Mío, Oh! Padre Celestial, mira las Llagas de Tu Hijo y dígnate recibirlas para que las Almas se abran a los toques de Tu Gracia, que los clavos que traspasaron Sus manos y sus pies traspasen los Corazones endurecidos por el pecado, que Su Sangre los ablande y los mueva a hacer penitencia, que el peso de la Cruz sobre los hombros de Tu Divino Hijo, mueva las Almas al descargar el peso de sus Delitos en el tribunal de la penitencia, por la Pasión de Tu Hijo, te ofrezco oh! Padre Celestial está Corona de Espinas de Tu Amado Hijo, por los Sacerdotes que su vocación sea más grande, que sean puros, que sean Santos, que sean buenos hijos Tuyos, dignos de consagrar los misterios en la Santa Misa.

También te ofrezco todo lo que sufrió Tu Hijo Clavado en esa Cruz, Su Ardiente Sed, y todos los demás por todos los pecadores para que nos arrepintamos de Nuestras culpas por esa perseverancia con que Tu Hijo te rogó por los mismos .que lo estaban crucificando, y con esa humildad te pedía, “PERDÓNALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN” te pido que nos concedas un gran amor al prójimo y que seamos fieles a Tu Hijo, si Dios Mío mira que todo esto te lo ofrecemos y te lo pedimos por Tu Divino Hijo por Tu Preciosísima Sangre y por Tu Divina Misericordia que contigo vive y reina en la unidad con el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. AMEN.

Para obtener la gracia de ser misericordiosos con los demás :

Deseo transformarme en Tu misericordia y ser un vivo reflejo de Ti, ¡Oh, Señor! Que este más grande atributo de Dios, es decir, Su insondable misericordia, pase a través de mi corazón y mi alma al prójimo.

Ayúdame Señor, a que mis ojos sean misericordiosos para que yo jamás sospeche o juzgue según las apariencias, sino que juzgue lo bello en el alma de mi prójimo y acuda a ayudarle.

Ayúdame Señor, a que mis oídos sean misericordiosos para que tome en cuenta las necesidades de mi prójimo y no sea indiferente a sus penas y gemidos.

Ayúdame Señor, a que mi lengua sea misericordiosa para que jamás critique a mi prójimo sino que tenga una palabra de consuelo y de perdón para todos.

Ayúdame Señor, a que mis manos sean misericordiosas y llenas de buenas obras para que sepa hacer solo el bien a mi prójimo y cargar sobre mí las tareas más difíciles y penosas.

Ayúdame Señor, a que mis pies sean misericordiosos para que siempre me apresure a socorrer a mi prójimo, dominando mi propia fatiga y mi cansancio. Mi reposo verdadero está en el servicio a mi prójimo.

Ayúdame Señor, a que mi corazón sea misericordioso para que yo sienta todos los sufrimientos de mi prójimo. A nadie rehusaré mi corazón. Seré sincera incluso con aquellos de los cuales sé que abusarán de mi bondad. Y yo misma me encerraré en el misericordiosísimo Corazón de Jesús. Soportaré mis propios sufrimientos en silencio. Que Tu misericordia, oh Señor, repose dentro de mí.

Señor mío, transfórmame en Tí,  porque Tú lo puedes todo (Diario 163).

images

Letanías al Sagrado Corazón de Jesús 

Señor, ten piedad de nosotros. Todos: Señor, ten piedad de nosotros.

Cristo, ten piedad de nosotros. Todos: Cristo, ten piedad de nosotros.

Señor, ten piedad de nosotros. Todos: Señor, ten piedad de nosotros.

Jesucristo, óyenos. Todos: Jesucristo óyenos

Jesucristo escúchanos. Todos: Jesucristo escúchanos

Dios Padre Celestial. Todos: Ten piedad de nosotros.

Dios Hijo, Redentor del mundo. Todos: Ten piedad de nosotros.

Dios Espíritu Santo. Todos: Ten piedad de nosotros.

Santísima Trinidad, que sois Un solo y verdadero Dios. Todos ten piedad de nosotros.

* CONFIAMOS EN TI (DESPUES DE CADA INVOCACION)

Jesús, Rey de Misericordia, que has redimido el mundo.*

Jesús, Rey de Misericordia, por quien todas las cosas fueron creadas.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos has santificado.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos revelasteis el misterio de La Santísima Trinidad.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos manifestasteis la Omnipotencia de Dios.*

Jesús, Rey de Misericordia, que te manifiestas en la creación de los espíritus celestiales.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos formasteis de la nada.*

Jesús, Rey de Misericordia, que abrazas todo el universo.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos das la vida eterna.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos proteges del castigo merecido.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos libras de la miseria del pecado.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos concedes la justificación en el verbo encarnado.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos concedes misericordia por Tus Santas llagas.*

Jesús, Rey de Misericordia, que brota de Tu Santísimo Corazón.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos distes a la Santísima Virgen como Madre de Misericordia.*

Jesús, Rey de Misericordia, por la cual has sufrido Tu encarnación, Pasión y Muerte.*

Jesús, Rey de Misericordia, por medio de la cual ayudas a todos, en todas partes y siempre.*

Jesús, Rey de Misericordia, por la cual nos has prevenido con Tus Gracias.*

Jesús, Rey de Misericordia, la que nos has manifestado revelándonos los Misterios Divinos.*

Jesús, Rey de Misericordia, la que manifestaste instituyendo Tu Santa Iglesia.*

Jesús, Rey de Misericordia, que habiendo instituido los Santos Sacramentos, nos abristes los torrentes de Tus Gracias.*

Jesús, Rey de Misericordia, por la que nos has obsequiado con los Santos Sacramentos del Bautismo y de la Penitencia.*

Jesús, Rey de Misericordia, por la que nos has obsequiado con la Santísima Eucaristía y el Sacerdocio*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos has llamado a Nuestra Santa Fe.*

Jesús, Rey de Misericordia, que la manifiestas por la conversión de los pecadores.*

Jesús, Rey de Misericordia, que la manifiestas iluminando a los fieles.*

Jesús, Rey de Misericordia, que la revelas por la santificación de los justos.*

Jesús, Rey de Misericordia, que llevas a los santos a la cumbre de la santidad.*

Jesús, Rey de Misericordia, la que brota de Tus Santas llagas.*

Jesús, Rey de Misericordia, la que brota de Tu Santísimo Corazón.*

Jesús, Rey de Misericordia, que eres consuelo de los enfermos y afligidos.*

Jesús, Rey de Misericordia, que eres el único consuelo de los corazones afligidos.*

Jesús, Rey de Misericordia, que das esperanzas a las almas que se hallan en desesperación.*

Jesús, Rey de Misericordia, que acompañas a todos los hombres siempre y en todas partes.*

Jesús, Rey de Misericordia, que nos colmas con el torrente de Tus Gracias.*

Jesús, Rey de Misericordia, que eres el refugio de los moribundos.*

Jesús, Rey de Misericordia, que eres el consuelo de las almas del purgatorio.*

Jesús, Rey de Misericordia, que eres la Corona de todos los Santos.*

Jesús, Rey de Misericordia, que eres el gozo celestial de los que se salvan.*

Jesús, Rey de Misericordia, que eres la fuente inagotable de los milagros.*

Jesús, Rey de Misericordia, que eres la salvación del mundo entero.*

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Perdónanos Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Escúchanos Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Ten piedad de nosotros.

Las Misericordias de Dios, son más grandes que todas sus obras.

TODOS Por eso cantaré las Misericordias de Dios para siempre.

cruz-de-misericordia-2

Oración de Amor a la Herida de la Misericordia

Oh Jesús mío, consolida las fuerzas de mi alma, de manera que el enemigo no tome ventaja en nada. Sin TI soy la debilidad personificada; sin tu gracia ¿qué soy sino un abismo de miseria? La miseria es mi propiedad personal. Oh Herida de la Misericordia Corazón de Jesús escóndeme en tu profundidad como una minúscula gota de tu propia sangre y no me dejes salir de ahí por la eternidad. Enciérrame en tus profundidades y enséñame Tú mismo a amarte. Oh Amor Eterno, plasma Tú mi alma de manera que sea capaz de corresponder a tu amor. Oh Amor Vivo, hazme capaz de amarte eternamente, ya que quiero corresponder a Tu Amor por toda la eternidad. Oh Cristo, una mirada tuya me es más preciosa que millares de mundos, más que el cielo entero. Tú Señor, puedes hacer mi alma tal, que sepa comprenderte como eres en toda tu plenitud. Sé y creo que Tú puedes todo. Si te has dignado darte a mí con tanta generosidad, sé que puedes ser todavía más generoso: introdúceme en una relación de familiaridad contigo, hasta el punto máximo al cual pueda llegar la naturaleza. (23D)

jesus-yo-confio-en-ti

ORACIÓN:

Oh Dios cuya Misericordia es infinita y cuyos tesoros de compasión no tienen limite, míranos con Tu favor y aumenta Tu Misericordia, dentro de Nosotros para que en nuestras ansiedades no desesperemos, sino que siempre con gran confianza nos conformemos con Tu Santísima Voluntad, la cuál es igual que Tu Misericordia, por Nuestro Señor Jesucristo Rey de Misericordia quien Contigo y el Espíritu Santo manifiesta Misericordia hacia nosotros por siempre. Amén.

Jesús yo deseo consagrarme a Tu Corazón Amantísimo y acepto darte mi voluntad, recibiendo en cambio la Tuya, para que así llegue a reinar Mi Padre Celestial y que el Espíritu Santo me ilumine junto con mi Madre Santísima para que te sea yo fiel en todos los instantes de mi vida y persevere hasta la muerte. AMEN.

con-virgencita

Amadísimo Padre, Jesucristo, Espíritu Santo,*Dios de Amor, de Bondad, de Misericordia,*por intercesión *  de la Bienaventurada Virgen María, *y unidos * a los coros celestiales, *       Te imploramos * que Tengas  Misericordia  *De cada hombre  de toda la humanidad, *de nuestra iglesia católica*  de nuestros Países* de  nuestra comunidad  * y de nuestra  familia*  y por tu Misericordia: *

         Ven, Dios de amor, * y Realiza con más fuerza* la conversión en cada persona*

Ven, Dios de amor, * y Haz sentir con Más fuerza * Tu presencia amorosa, * en el mundo, *  en  Nuestra Iglesia Católica*  en nuestros Países * en   Nuestra Comunidad  * y en mi Familia *  y libéralos  de  todas  las situaciones  * de pecado y de destrucción *

Ven, Dios de Amor, * y mueve los corazones de todos tus hijos: *de los niños, * adolescentes, *jóvenes,* adultos, *  para que te amen  *y te busquen de todo corazón *

Ven, Dios de Amor, *y protege al ser humano  y al mundo * de todo mal físico y espiritual *

Ven, Dios de Amor, * y libera a toda persona*de sus ataduras,  * de sus pecados  * y de sus debilidades *

Ven, Dios de Amor,* y Bendice a todos los matrimonios  y familias,  *  Hazte presente en ellos *y fortalécelos en el amor,  * en  la verdad,  * en la justicia, * en la unidad,  * en la armonía *y en  la paz*

Ven, Dios de amor,* y en Nosotros, *  mueve nuestras voluntades * para que no nos cansemos de rogarte * con amor, * con confianza, * con humildad* y perseverancia *por la conversión de todos tus hijos*  de la humanidad, *de nuestra iglesia católica,  *de Nuestros Pasises*de  Nuestra  Sitio de Oración la RED MUNDIAL CRISTINA DE ORACION   * y de Nuestra familia*   Amén.

misericordia-3

ORACIÓN FINAL.-

Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu bondadosa mirada y aumenta Tu misericordia en nosotros para que en los momentos difíciles, no nos desalentemos ni nos desesperemos, sino que, con la máxima confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es Amor y Misericordia.

Oh incomprensible e infinita Misericordia Divina, ¿quién podrá adorarte como Te mereces. Eres la dulce esperanza del pecador. Uníos estrellas, mar y tierra en un sólo himno y cantad a coro, con vuestra mejor voz, la misericordia Divina, cuya comprensión no se nos alcanza. Amén.

 jesus-de-la-divina-misericordia-b

En El Nombre Del Padre, Y Del Hijo, Y Del Espíritu Santo. Amén

 

 

 

Anuncios